El Hombre que Decidió Nacer


Nunca ha existido y nunca existirá nadie como Él, porque es alguien totalmente diferente y único entre todos los seres humanos. Su Vida y Su Mensaje son realidades que lo separan, lo distinguen y lo hacen totalmente diferente de personas como Buda, Mahoma, Confucio, y todos los demás. Demostraremos que la Persona de Jesús no puede mezclarse ni compararse con nadie, porque pertenece a una categoría única y exclusiva de todas las demás conocidas y por conocer.
Lo primero es la forma en que vino a este mundo. Fue extraordinaria. Él fue la única Persona que nació sin el acto sexual entre un hombre y una mujer. María, su madre, era virgen cuando nació Jesús y no había conocido varón.
Nueve meses antes de Su nacimiento ocurrió algo totalmente único y anormal, Su concepción. Un gran milagro ocurrió en ese momento, un evento sobrenatural y único en la historia. El Espíritu Santo vino sobre María y el poder del Altísimo la cubrió con Su sombra; por eso el Santo Niño que nació sería llamado Hijo de Dios.
Jesús es la única Persona en este mundo que decidió nacer. Yo no decidí nacer, ni tu tampoco. No escogimos a nuestros padres, ni decidimos nacer en cierto país o con cierto estatus social. Pero Jesús lo hizo, Él decidió nacer, y escogió cada particularidad de su nacimiento. Por eso mismo, Él nunca dijo: “Yo he nacido”, por el contrario, siempre decía: “Yo he venido”, “El Padre me ha enviado”, o “He decidido venir”.
A los 12 años. Jesús se había perdido, y lo encontraron en el templo de Jerusalén conversando con los doctores de la ley, oyéndoles y preguntándoles. Y todos los que le oían, se maravillaban de su inteligencia y de sus respuestas. Cuando lo encontraron, se sorprendieron; y su madre le dijo: “Hijo, ¿por qué nos has hecho esto? Entonces Él les dijo: “¿Por qué me buscabais? ¿No sabíais que en los negocios de mi Padre me es necesario estar?” Al cumplir esa edad adulta, Jesús sabía que era totalmente diferente a todas las demás personas, sabía que Dios era Su Padre en el sentido real y literal, y que José era sólo su padrastro.
A la edad de 30 años empezó su ministerio público. Tenemos Sus milagros, las cosas que hizo. Tenemos Su moralidad, sus valores como Persona, Y tenemos Sus Palabras. Y estas tres cosas resumen Su Unicidad como Persona en este mundo.
Lo primero que leemos es sobre Sus milagros. Tenemos incluso escritos de historiadores de la época Como Flavio Josefo y otros, que exponen sus hechos milagrosos. Curó a los enfermos, echó fuera demonios, resucitó a algunos de entre los muertos, y en el caso de su amigo Lázaro, lo resucitó después de cuatro días, cuando ya su cuerpo había empezado la descomposición.
Transformó el agua en vino, alimentó a miles con la comida de un niño, (dos peces y tres panes), y sobre todo, controlaba la meteorología mediante una palabra suya. Él dio orden a la tormenta y ésta obedeció, consiguiendo salvar la vida de sus discípulos en alta mar. Y todas estas cosas las hizo mediante Su Palabra. Podemos creer o rechazar estos hechos, pero no podemos escoger las partes que queremos creer y rechazar el resto. Con Jesús es todo o es nada.
Si pasamos de lo que hizo, a lo que era, encontramos algo extraordinario en Jesús. Nadie, absolutamente nadie, fue capaz de hacer una crítica negativa contra Él por haber errado o haber cometido alguna falta. Y eso lo encontramos en Sus propias Palabras cuando le dijo a sus peores enemigos. “¿Quién de vosotros me acusa de pecado?, ¿Quién encuentra en Mí, falta alguna? Desde luego yo no me atrevo a decir esto ni siquiera a mi mejor amigo, y decirlo a tus peores enemigos es algo único y sorprendente. Y hubo silencio entre ellos, porque no lograban encontrar nada para utilizarlo en su contra.
Puedes encontrar faltas, errores y pecados en todos los fundadores de las religiones que existen actualmente en el mundo, pero nadie, absolutamente nadie, puede decir nada en contra de Su Persona. Él, literalmente, era Perfecto, y eso es algo extraordinario. De hecho, esa realidad fue reconocida, no solo por cristianos, sino por mucha otra gente de su época, quienes nunca pudieron encontrar una falta en Él.
Y así, la vida de Jesús estaba marcada por estos dos factores impresionantes que lo hicieron único y exclusivo en la raza humana. Primero tenemos los milagros que hizo y segundo la moralidad con la que vivió Su vida. Incluso la gente que vivió junto a Él, se sentó en la misma mesa y comió la misma cena, se sentían “sucios” en Su presencia; como en el caso de Pedro, uno de sus más cercanos amigos, que le dijo: “Señor, apártate de mí, que soy un hombre pecador.”
Esa era la forma en que reaccionaban las personas al vivir con alguien que era totalmente Puro, totalmente Bueno, y totalmente Justo. Eso te hace sentir vergüenza de ti mismo y ese era el sentir de las gentes, incluso en el caso de aquellos que lo conocían de forma íntima y personal viviendo con Él durante tres años.
Y aquí una gran pregunta acerca de Jesús: ¿Cómo es posible que un hombre que únicamente hizo el bien a todos y que vivió con semejantes valores en Su vida, en solo tres años de su vida pública fue ejecutado como un peligroso criminal?
Todo el mundo conoce estos hechos, todos saben que en tres años Él terminó colgado en una cruz bajo la acusación de ser una persona demasiado peligrosa como para permitirle que siguiera viviendo. ¿Por qué?
Sócrates, uno de los mayores filósofos de la historia dijo unos años antes de Cristo: “Si un día apareciera un hombre perfecto en este mundo, lo matarían.” Él reconoció que semejante persona viviendo en este mundo corrupto, malvado y decadente sería tal desafío para los demás, que en sus conciencias lo odiarían por ello. Y eso fue lo que ocurrió.
Pero aún debemos preguntarnos cómo fue posible que Jesús sufriera los graves cargos criminales contra Su Persona. Eso es inexplicable, como bien dijo Pedro, uno de sus discípulos: “Él fue por el mundo haciendo el bien.”
Y era Bueno, e hizo lo bueno en todo lugar. Así pues: ¿Cuál fue la causa por la que lo mataron de forma tan prematura?
La respuesta la encontramos en lo que Jesús dijo. No en lo que hizo, no en lo que era, ni en la forma en que vivió. La respuesta está en lo que dijo, y cuando consideramos Su mensaje entendemos la razón por la que decidieron asesinarlo.
Decidieron matarlo por Sus Palabras y Sus enseñanzas. Todo lo cual lo tenemos a nuestro alcance en los cuatro Evangelios de la Biblia. Su mensaje ha sido reconocido mundialmente como los valores morales más altos por los que un ser humano puede vivir. Incluso personas que no son cristianas lo admiten.
Pero por favor, no confundamos a Jesús con el “sistema” religioso, “iglesiero” y jerárquico que nos rodea. Es muy importante saber diferenciarlo, y llamar las cosas por su nombre.

David Pawson (Traducido del inglés y editado por José Torres Arjona)


Deja un comentario

Todo un Mundo de Mentiras


Vivimos en la era del engaño, y el mundo entero está inmerso en la mentira y la manipulación. De hecho, nos atiborran con tanta información a través de todos los medios informativos, que eso genera verdadera confusión y resulta casi imposible encontrar la verdad en el sistema “matrix” que vivimos.
¿Conoces el discurso por el cual asesinaron a J.F. Kennedy?
“Damas y caballeros, La propia palabra “secreto” es repugnante en una sociedad libre y abierta; y NOS HEMOS OPUESTO intrínseca e históricamente a las sociedades secretas, a juramentos secretos y a procedimientos secretos.
Hoy estamos enfrentados en todo el mundo una CONSPIRACIÓN MONOLÍTICA Y DESPIADADA que se basa principalmente en medios encubiertos para expandir su esfera de influencia basada en infiltración en lugar de invasión, en subversión, en lugar de elecciones, en intimidación en lugar de libre elección.
Es un sistema que ha usado vastos recursos humanos y materiales para construir una maquina eficaz estrechamente tejida que combina operaciones militares, diplomáticas, de inteligencia, económicas, científicas y políticas. Sus preparativos son ocultos, no se publican. Sus errores son enterrados no salen en los periódicos. Sus disidentes son silenciados, no elogiados. No se cuestionan los gastos, no se publican los rumores, no se revelan los secretos.
Señores de la prensa, le pido su ayuda en la tremenda tarea de informar y alertar a la población norteamericana, confiando que con su ayuda los hombres serán como han nacido, libres e independientes.»
(Piensa un poco. Si hace 50 años esta élite luciferina gobernaba el mundo desde la sombra como una conspiración monolítica y despiadada, ¿Qué tipo de control está ejerciendo sobre la sociedad hoy en día?) (1)
“Una dictadura perfecta tendría la apariencia de una “democracia”, pero sería básicamente una prisión sin muros en la que los presos ni siquiera soñarían con escapar. Sería esencialmente un sistema de esclavitud, en el que, gracias al consumo y al entretenimiento, los esclavos amarían su servidumbre.”
-Aldous Huxley (De “Un mundo feliz”), -1932
“La meta de los Rockefeller y sus aliados es crear un Gobierno Mundial que combine supercapitalismo y comunismo bajo el mismo techo, todo bajo su control. ¿Estoy hablando de conspiración? Sí, así es. Estoy convencido de que hay un complot, de alcance internacional, que se ha venido planeando por generaciones, y con intenciones increíblemente malvadas.”
-Larry P. MacDonald (Congresista de EEUU), -1976
“El propósito de los medios de comunicación no es tanto informar de lo que sucede, sino más bien dar forma a la opinión pública de acuerdo a las agendas del poder corporativo dominante.” -Noam Chomsky (Escritor)
“La masonería es engañosa y fraudulenta, su promesa en la luz, su práctica son las tinieblas.” -John Quincy Adams, Presidente de los EEUU -1825-1829
“Sabremos que nuestro programa de desinformación se ha completado, cuando todo lo que lo que el pueblo americano crea, sea mentira.” –William Casey (Director de la CIA) -1981
“¿La gente está loca? No, la gente está manipulada.” –José Luis Sampedro
“Los que votan no deciden nada, los que cuentan los votos deciden todo.” -Stalin
“Si no estás prevenido ante los medios de comunicación masiva, ellos conseguirán que ames al opresor y odies al oprimido.” -Malcom X. (1925-1965)
“Comunismo y capitalismo son las dos caras de una misma moneda, más que combatirse mutuamente, se complementan en un único fin: conseguir la total destrucción de los valores eternos del ser humano.” –Samael Aun Weor
“Controla los alimentos y controlarás a la gente; controla el petróleo y controlarás las naciones; controla el dinero, y controlarás el mundo.” –Henry Kissinger, -1973
“Todo el mundo, en todo lugar, debería poder utilizar energía gratuita y limpia. El poder eléctrico está presente en todo lugar en cantidades ilimitadas y puede hacer funcionar todos los motores del mundo sin necesidad de recurrir al carbón, el petróleo o el gas.”
-Nikola Tesla (1856-1943)
“Nikola Tesla no estaba en la ciencia de la energía por dinero, él quería ofrecerle a todo el mundo energía gratuita. Y si algún día la ciencia implementa los inventos y avances científicos del doctor Nikola Tesla, debemos de mencionar, no solo sus logros en el campo de la energía libre, sino también reconocer su humanidad.”
-Sterling D. Allan
“La gente sabe que el 11 de Septiembre del 2001 dos aviones convirtieron en polvo las dos torres gemelas, donde murieron 3.000 personas; sin embargo, muy pocos conocen que aquel mismo día, una tercera torre de 42 plantas se desplomó también pulverizada en seis segundos. ¿Acaso dos aviones pueden destruir tres edificios? Observa los videos en internet porque nunca aparecerán en tu televisor. Tenemos pruebas fehacientes e irrefutables de que los tres edificios fueron destruidos mediante demolición controlada.”
– Asociación de Ingenieros y Arquitectos por la verdad del 11/9 (Con 1500 miembros)

Amigos, Jesús mismo dijo que el Gobernador de este mundo es el “Padre de la mentira”, el “Autor de la confusión”, y el “homicida”. Y eso es exactamente lo que abunda en todos los ámbitos de nuestra sociedad.
Y en este punto, es muy probable que nuestro querido lector se haya sorprendido al escuchar el nombre de “Jesús”. Incluso es posible que haya sentido un rechazo mental; pero no es grave; esa es una reacción es normal, puesto que todos estamos siendo modelados, engañados, y condicionados por los medios informativos, el cine y la televisión para rechazar los valores que Jesucristo nos enseñó con Su propio ejemplo. También influye el mal ejemplo de los diferentes “sistemas” religiosos. Todas esas instituciones, iglesias y sectas jerárquicas que utilizan la Biblia y mencionan a Dios, mientras que destruyen el testimonio de Jesucristo con sus hechos.
Lo cierto es que la exposición que aquí presentamos son apenas unas pocas y simples pinceladas de la realidad que vivimos en la actualidad. Y no tienes que creer en mis palabras, simplemente te pido, si amas la verdad y la justicia, que hagas tu propia investigación.

-José Torres Arjona

Deja un comentario

¿Conocemos el Origen de los Gigantes y Cabezudos?


En todo el mundo tenemos el rastro de los gigantes y sus extraordinarias construcciones como las pirámides, obeliscos, dolmen, monolitos, o las fortalezas de rocas entretejidas que ningún ser humano hoy en día sería capaz de reproducir, ni siquiera utilizando la moderna tecnología de nuestro tiempo.
Los conocimientos extraordinarios de los ángeles caídos y la fuerza de sus hijos, los gigantes, son sorprendentes. Ellos poseían cualidades sobre-humanas y angélicas como la telequinesis, logrando así construcciones imposibles de igualar. En todo el mundo, queda evidencia de sus logros con enormes piedras transportadas de lugares lejanos y acomodadas con tal precisión que no se puede meter el filo de una navaja entre ellas.
En el Génesis 6 se narra la realidad de estos seres “no humanos” llamados también ángeles caídos, que abandonaron su estado natural y tuvieron relaciones sexuales con mujeres humanas, procreando seres híbridos. Sus hijos fueron los famosos gigantes o “nefilim” que llegaban a medir de 3 a 5 metros, entre otras cosas tenían 6 dedos en cada mano y pie (2 Samuel 21) y en muchos casos doble hilera de dientes.Tal vez el más famoso de los gigantes fue Goliat a quien David mató. (1 Samuel 17).
Y así está escrito: “Aconteció que cuando comenzaron los hombres a multiplicarse sobre la faz de la tierra y les nacieron hijas, al ver los hijos de Dios (ángeles), que las hijas de los hombres eran hermosas tomaron para sí mujeres, escogiendo entre todas.
Había gigantes en la tierra en aquellos días, y también después que se llegaron los hijos de Dios a las hijas de los hombres y les engendraron hijos. Éstos fueron los hombres valientes que desde la antigüedad alcanzaron renombre.
Vio Dios que la maldad de los hombres era mucha en la tierra, y que todo designio de los pensamientos de su corazón sólo era de continuo la maldad; y se arrepintió Dios de haber hecho al hombre en la tierra, y le dolió en su corazón. Por eso dijo Dios: Borraré de la faz de la tierra a los hombres que he creado, desde el hombre hasta la bestia, y hasta el reptil y las aves del cielo, pues me arrepiento de haberlos hecho.”
Ellos eran malvados en gran manera y utilizaban sus poderes sobrenaturales para destruir a la humanidad. Eran caníbales, bebían sangre, y se alimentaban del miedo y del terror de sus víctimas. Ellos iniciaron el trans-humanismo, mezclando el ADN y la simiente de los diferentes animales con la de los seres humanos para corromper y destruir la imagen de Dios en el hombre.Y así está escrito que a causa de la maldad de ellos, Dios tuvo que enviar el diluvio universal para destruirlos.
En todas las culturas antiguas, cuando esos seres desaparecían, los seres humanos lo celebraban en gran manera, porque quedaban libres de su esclavitud, la violencia y la muerte. Y así empezó la tradición de hacer muñecos gigantes y pasearlos por el pueblo para celebrar la libertad de sus enemigos. Los gigantes y cabezudos, una costumbre que sigue hoy vigente y activa en todo el mundo.
El historiador Flavio Josefo (Flavius Josephus) narra en su escrito “Antigüedades de los judíos” que los huesos de los gigantes aún estaban en exhibición en su época. (Año 93) y existen registros históricos de muchos museos a nivel mundial que exhibían sus esqueletos al público; hasta que, misteriosamente, fueron retirados de la luz pública a Principios del siglo XX.
Este concepto de dioses ó seres divinos que procrearon hijos híbridos con mujeres humanas se encuentra también presente en la mitología de muchas culturas antiguas. En los textos hindús (Mahabharata), en la cultura china, y en la mitología griega, se menciona a los semi-dioses. Y también la existencia de “Quimeras” (extrañas criaturas en parte humanas y en parte animal) como los mino-tauros, sirenas, centauros, cíclopes, hombres lobo, medusas, hombres araña, mujer gato, hombre murciélago, y otros monstruos. Hollywood nos lo presenta como “ciencia ficción”, sin embargo, se trata de ciencia real.
En los libros apócrifos de Enoc y Jaser se menciona que los ángeles caídos impartieron conocimientos extraordinarios a los humanos. El científico Brien Foerster, que ha estado investigando los cráneos gigantes de Paracas, en Perú, comenta: “Estos cráneos tienen un ADN mitocondrial con mutaciones totalmente ajenas a cualquier ser humano, primate ó animal conocido hasta el momento.”
El egiptólogo John Anthony West dice en su libro “Serpent in the Sky”:“Todo aspecto del conocimiento Egipcio parece haber estado completo desde el comienzo; las ciencias, técnicas y arquitectura…no muestran un periodo de “desarrollo”, y la respuesta al misterio es que la civilización egipcia no fue un proceso, sino un legado de los “visitantes”. Los propios faraones pertenecían a la raza de los gigantes.
Cabe destacar que algunas de las civilizaciones más antiguas como las de Sumeria, Egipto y la civilización del valle del Indo, parecen haber surgido repentinamente y ya con conocimientos avanzados en muchas disciplinas incluyendo leyes, ética, urbanidad, y astronomía; así como en enseñanzas luciferinas como la brujería, rituales, sacrificios humanos, magia, horóscopo, drogas, el uso de las raíces, astrología, el arte de la guerra, fabricación de armas, etc.
Todo esto tuvo su inicio en los tiempos de Noé. Y Jesús dijo en Mateo 24: “Como en los días de Noé, así será la venida del hijo del Hombre.” Hoy, esos seres siguen entre nosotros, gobernando el mundo desde la sombra. Y lo que ayer fueron sus pirámides, hoy es su tecnología inteligente y vanguardista la que asombra y controla al mundo.
No debes creer mis palabras, pero te aconsejo que hagas tu propia investigación.

José Torres Arjona

Deja un comentario

A mis amigos, los ateos.


Antes que nada, suelo felicitarles por su gran fe, porque se necesita más fe para ser ateo, que para creer en Dios. Y esto es porque creer que el universo ha venido a existir de la nada, y por sí mismo, requiere una tremenda fe; sin embargo, creer que Alguien lo creó es mucho más fácil, racional y de sentido común.
De hecho, el engaño que sostiene el “ateísmo” empezó cuando el jesuita George Lemaître inventó el cuento de la gran explosión cósmica, que según él, dio origen a los planetas y la vida, con su teoría fantasiosa del “Big-Bang”.
Una mentira que inmediatamente fue adoptada por el sistema educativo y pregonada por todos los medios informativos del mundo, hasta el día de hoy. Y todo ello, a pesar de que la verdadera ciencia nos dice que una explosión produce caos, desorden y muerte; sin embargo, “ellos” nos educan diciendo que produce orden y vida.
Charles Darwin se unió a ese monumental engaño introduciendo la ridícula y absurda mentira de que la vida en el planeta surgió de la nada, y que nuestros antepasados fueron simios. Lo cual es una completa idiotez. De hecho, hoy en día, la teoría de la “evolución de las especies” no se sostiene y se cae por su propio peso con la más mínima y honesta investigación científica. Y la única la razón por la que sigue apareciendo en los libros de texto de nuestros hijos, es por el interés doctrinal que tiene la “élite” que gobierna el mundo desde la sombra.
A mi amigo ateo le diría lo siguiente: “Supongamos que te mueres, y como cristiano y amigo tuyo me llaman para tu funeral. Entonces, siguiendo y respetando tu “ateísmo”, yo te prometo que no mencionaré a Dios, no rezaré delante de tu féretro, no leeré la Biblia, ni tampoco cantaré un himno en tu memoria. Simplemente diré: «Este hombre nació, vivió y se fue».
Pero descubrí algo muy interesante, y es que a los ateos no les importa vivir sus vidas como ateos, pero otra cosa muy distinta es a la hora de morir como tales. Más bien tienen miedo de morir con esa creencia porque en sus corazones saben que es una decisión demasiado arriesgada. Y en el fondo, ellos saben que Dios existe, porque así está escrito: “Los cielos cuentan la gloria de Dios, y el firmamento anuncia la obra de sus manos.”
De hecho, el ateísmo es una moda a seguir que la sociedad ofrece. Ser ateo es una simple y conveniente decisión personal que nos permite vivir la vida según nuestra propia voluntad. Es también una forma de aplacar la voz de la conciencia que nos guía a lo bueno y nos advierte de la maldad, para que no sigamos instintos animales. El ser “ateo” es seguir la corriente de una mayoría, sin reconocer que el simple hecho de declararse ateo implica que Dios existe.
Una pregunta muy importante que suelo hacer a mis amigos los ateos es la siguiente: “¿Puedes decirme en que Dios no crees?”
Y cuando me cuentan esa clase de “Dios”, yo suelo decirles: “Bueno, yo tampoco creo en ese Dios, y pienso que es normal que te declares ateo; en tu caso, yo también sería ateo, porque tampoco creo en ese Dios religioso que enseñan muchos líderes en todas esas instituciones establecidas de forma jerárquica y farisaica.
Existe en ellas un liderazgo que se levanta por encima de los demás como si “ellos” fueran “especiales”, “diferentes”, o “mejores” que los demás, y eso es un gran engaño. Todos tenemos nuestras debilidades y nuestras fortalezas, todos somos iguales ante los ojos de Aquél que nos creó, todos podemos aprender los unos de los otros, y en definitiva, todos somos “aprendices”, porque la vida es tan corta, que no da para más.
Sin embargo, estas religiones que dicen representar a Dios, viven del dinero de sus feligreses, cobran por sus sermones, y a menudo sus vidas se distinguen por actitudes orgullosas y santurronas. A menudo, ellos mencionan a Jesús, y predican sus palabras, pero nuestra experiencia nos dice que ellos predican “otro Jesús” y “otro evangelio”, porque el Cristo que conocemos en la Sagrada Escritura no es el que ellos nos muestran. Y todo ello, sin olvidar que fueron los fariseos “religiosos” de su época, los que lo persiguieron y lo crucificaron.
Así pues, nunca deberíamos criticar a un ateo sin antes saber qué clase de “Dios” conoce, o que tipo de “Dios” se le dijo que debía de creer. Probablemente se declara ateo a causa del gran engaño “iglesiero” que puede observar a su alrededor, y lo digo por experiencia propia, porque también yo fui ateo durante muchos años debido a la gran confusión que rodea toda esta parafernalia clerical y jerárquica.
Como cristianos, la verdadera pregunta que todos debemos hacernos es: ¿Qué clase de Dios es en el que creemos? Y ¿Qué clase de Dios es el que presentamos al mundo? La respuesta a esta pregunta se encuentra en la Sagrada Escritura y tiene un Nombre que es sobre todo nombre, Jesucristo. Porque está escrito que Dios se hizo hombre y habitó entre nosotros; por lo cual, si queremos saber quién es Dios y como es Dios, debemos mirar a Jesús, porque está escrito que Él es la Imagen del Dios invisible.
En el fondo, esta moda de declararse “ateo” o “agnóstico” forma parte de la ingeniería social que proviene de los medios de información masivos, encargados de adoctrinar a las masas para seguir construyendo esta “matrix” que nos rodea formando una sociedad decadente y corrupta que se ajuste y acepte el Nuevo Orden Mundial.
Miguel de Unamuno dijo: “Hasta un ateo necesita a Dios para poder negarlo.”
Lee Strobel: “Todo ateísmo es temporal, se termina después de la muerte.”
Chesterton: “Si Dios no existiese, tampoco existirían los ateos.”
D. Garlick: “En el infierno no hay ateos, allí todos creen en Dios.”
Santiago 2: “¿Crees que Dios es Uno? Haces bien, también los demonios creen y tiemblan.”
Gilbert Chesterton: “El ateísmo es una anormalidad. No se trata de una mera negación de una creencia, es el opuesto de una realidad grabada en el subconsciente del alma; la conciencia de que existe un significado, un propósito, y una dirección en el mundo que contemplamos.”
“En las trincheras, en la sala de operaciones, y en los salvavidas, no hay ateos.”

(Editado por José Torres Arjona)

Deja un comentario

«Podemos ser sabios con los céntimos, y necios con las fortunas»

Vamos a contar mentiras.
Es imprescindible captar la visión completa que encierra esta realidad: La mentira de la tierra bola surgió para sostener la absurda locura del “Big-Bang”, la falsa teoría de la explosión cósmica, donde de la nada, se formaron todos las galaxias y los planetas.
Eso nos llevó al vacío del espacio exterior, al universo que se expande, y a los astros viajando a velocidades de vértigo por el infinito. También a los planetas redondos como bolas de billar, y por supuesto, a sus habitantes, los famosos “Extraterrestres”, unos seres muy inteligentes que según “ellos” crearon la raza humana, y muy pronto regresarán para ayudarnos con los graves problemas que sufre la humanidad.
Los servidores del gobernador de este sistema promovieron también la enseñanza mundialmente famosa sobre la “Evolución”, y lo disparatado de hacernos creer que nuestros antepasados fueron los simios evolucionando con el tiempo hasta llegar a ser seres humanos. Hoy en día, cualquier científico honesto sabe bien que esa teoría es más falsa que “Papa Noel”, y sin embargo, sigue siendo enseñanza obligada en los centros educativos de todo el mundo.
También educaron nuestras mentes con las falsas teorías de la “Gravedad” y de la “Relatividad” para apuntalar bien todas las mentiras del mundo cósmico que inventaron.

¿Importa la forma de la tierra, o es más importante la vida que sostiene?
Conocer la realidad de que la tierra es plana es muy importante, sin embargo, debemos reconocer que ese conocimiento no soluciona los graves problemas que sufre la humanidad. Se trata de una verdad rescatada de un mar de mentiras que nos envuelve a todos en esta sociedad gobernada por los “iluminados” de la maldad, y donde “Nada es lo que parece”.
Vivimos en una planicie porque así la creó Dios. La Biblia, el libro por excelencia de la tierra plana y estática, expone esta realidad con cristalina claridad con más de 200 pasajes. Sin embargo, lo que realmente importa no es la forma de la tierra, porque todos sabemos que el Dios Todopoderoso, pudo haberla creado cuadrada o triangular; lo que realmente importa es que el conocimiento de que la tierra plana debería ser el primer paso o la puerta para llevarnos a una realidad espiritual mucho más profunda e importante en nuestra vida; de lo contrario, “Los árboles nos impedirán ver el bosque”.
De hecho, toda esa información mental puede llevarnos a la frustración, la rabia, la impotencia y la negatividad. Puede hacer de nosotros personas “conflictivas” y solitarias; acarreando problemas en nuestra relación con los que nos rodean.

El huevo está podrido.
Dice el refrán: “No es necesario comerse todo el huevo para confirmar que está podrido”, sin embargo, esa élite psicópata que gobierna este sistema quiere que desperdiciemos nuestro tiempo y nuestra vida investigando las toneladas de basura que ellos mismos han creado, cuando deberíamos ser sabios para invertir en lo que realmente cuenta y es importante, conocer al Creador de la vida.
¿Por qué tanto esfuerzo en mantener el secreto de la forma de la tierra? ¿Quién la creó? ¡Esa es la pregunta del millón! ¿Cuál es la razón de nuestra existencia?, ¿Qué sentido tiene la vida? ¿Porqué y para qué fuimos creados? ¿Qué propósito tiene Dios en Su Creación?

Sin visión, el pueblo perece.
La conciencia misma que mora dentro de nosotros nos llama a amar la justicia y la verdad, a reconocer que toda esa telaraña fue diseñada durante generaciones siguiendo la agenda de la “élite luciferina” con una única meta y un solo propósito: Esconder a Dios de la humanidad.
Por lo cual, si nos limitamos a enfocar todos nuestros esfuerzos, tiempo, y energía en exponer las mil caras del engaño “pelotero”, estaremos fallando el blanco y la agenda de los “iluminados” seguirá activa en nuestras mentes, y destructiva en nuestras vidas.
De hecho, podríamos dedicar toda nuestra existencia a la investigación de cada detalle en la fabricación y funcionamiento de la araña y su tela, pero si lo hacemos, se cumplirá en nosotros el conocido refrán que dice: “Podemos ser sabios con los céntimos, pero necios con las fortunas.”
Todos sabemos que nuestra existencia en este plano físico tiene los años contados. Está escrito: “Nuestra vida aquí es neblina, que aparece por un tiempo, y se va; no tenemos garantía del mañana y dependemos de cada latido del corazón.” Sin embargo, Jesucristo mismo, el Creador de todas las cosas, nos enseñó que la Verdadera Realidad y lo que realmente cuenta es la Vida eterna que le sigue a esta que estamos viviendo en este plano.

Las religiones establecidas son tentáculos del pulpo luciferino.
Seguimos a Jesucristo y estudiamos la Biblia, sin embargo somos totalmente ajenos a todas las religiones establecidas como instituciones jerárquicas que los hombres han inventado. La gran mayoría de ellas son tentáculos de corrupción en la “Matrix” que nos rodea. Sus líderes religiosos utilizan la Escritura, sin embargo sus vidas y su ejemplo son contrarios al mensaje del Mesías que vivió entre nosotros.

La Verdad con Mayúscula tiene un Nombre.
Jesús dijo: “Yo Soy la Verdad”. Y está escrito: “Él era la Luz que alumbra a todo hombre, en el mundo estaba, y el mundo fue hecho por Él, pero este mundo no lo recibió. Dios se hizo hombre, y habitó entre nosotros, y vimos Su Gloria; Gloria como la del Padre, lleno de Gracia y Verdad.
Está escrito: Los religiosos lo crucificaron, fué sepultado; resucitó al tercer día y ascendió a los Cielos. Allí vive sentado a la Diestra del Dios Padre preparando Su cercano Regreso para conquistar la tierra y para destruir a todos los que destruyen la vida.

Se nos ha confiado conocer la verdad del mundo espiritual en el que vivimos.
Como bien dicen nuestros queridos hermanos en la fe Rob Skiba, Robbie Davidson, Oliver Ibáñez, Zen García, David Carrico, y muchos otros, esta realidad debería crear en nosotros hambre y sed de Justicia, debería despertar el deseo sincero por conocer a nuestro Creador, abrir nuestros ojos para amar la verdad, conocerla, y no venderla.
No pongas tu confianza en el hombre ni en su religión, porque el hombre es barro y sus tradiciones ceniza. Acércate personalmente a Jesucristo, porque conocerlo es amarlo, y amarlo es la Vida eterna.

Resumiendo.
No basta con despertar, nos es necesario nacer de nuevo. Este sistema forma parte de una agenda que se ha ido desarrollando durante generaciones para someter, esclavizar y destruir a la humanidad. La Biblia dice que el mundo entero está bajo el maligno. Jesús mismo llamó al gobernador de la tierra “el padre de la mentira”, y lo clasificó como “El que engaña al mundo entero.”
El cine, la televisión, y el sistema en general, tratan por todos los medios de apagar conciencias y eliminar la fe que las personas puedan tener en Jesucristo, pero te recomiendo que vayas directamente a la fuente, sin intermediarios, y busques una Biblia antigua, como la versión “Reina Valera 60” y leas los Evangelios para conocer la verdad. (Las versiones modernas vienen contaminadas)

Soy José, y esto son pinceladas de realidad para ayudarte en tu propia investicación.

Deja un comentario

¿Religión o Relación?

¿Vivimos una Relación, o seguimos una religión?

¿Recuerdas cuando recibiste a Jesús en tu corazón? ¿Cuando Él y Su Palabra llenaron tu vida de gozo y alegría? Eso es una relación íntima y personal con Jesús.

Dependencia de cualquier pastor, líder, iglesia, o denominación te lleva a la religión. Sin darte cuenta, terminas dependiendo de una persona, una institución, unas normas, un calendario, una tradición, o un programa.


El enemigo de nuestra alma sabe muy bien que en nuestra naturaleza humana, nos resulta mas fácil seguir a un pastor o a un lider; seguir una rutina, o un programa visible establecido, que buscar al Señor y Su voluntad en oración. Es mas sencillo cuando te relajas y te dicen lo que tienes que hacer, que cuando tienes que buscar la presencia de Dios en tu vida, desesperarte, y esperar en el Señor para que el Espíritu Santo te muestre el camino a seguir y la voluntad que Él tiene para ti.

Pero, cuando Jesús ascendió a los cielos nos dijo claramente que nos convenía que se marchara, que era lo mejor para nosotros, porque entonces, Él podría enviarnos el maravilloso Consolador, el Espíritu de Verdad, El Espíritu Santo que viene del Padre, y que nos recordaría todo lo que El nos dice y nos guiaría a toda la Verdad. Si Jesús mismo tuvo que apartarse físicamente de nosotros para que aprendiéramos a buscarle en Espíritu y en Verdad, ¿Porqué hemos de permitir que un libro, una persona, o una institución, tome ese lugar?
 

Jesús no nos dejó un libro, un pastor, o una organisación. Piénsalo bien, ni siquiera mencionó las Sagradas Escrituras. El dió por hecho que La Palabra Viva, El mismo, nos ayudaría y sería una lámpara para nuestros pies y una luz para nuestro camino. Él prometió Su ayuda y Su Guía a través del Espíritu Santo, y eso significa y se traduce en mantener una relación íntima y personal con Dios.

No tiene nada que ver con las reglas de una institución, o instrucciones de segunda mano. Porque no se trata de tí, ni se trata de mí; se trata de Él. Se trata del Rey de reyes, del Señor de señores y del Salvador de nuestra alma. Él está vivo, Él está bien, y somos Su Iglesia. Nos anhela, y nos ama, es el Buen Pastor, y cada día quiere pasar tiempo con nosotros.

«He aquí, estoy a la puerta y llamo», estas palabras son para ti y para mí. El quiere cenar con nosotros cada día, porque murió por su Iglesia, construida con corazones. Murió y resucitó por nosotros porque quiere formar parte de nuestra vida diaria y de nuestro caminar con Dios. ¿Vamos a dejar que alguien, o algo, tome Su lugar? ¿Vamos a cambiar la Gloria de Dios en nuestras vidas por una institución humana? Si lo hacemos, Jesús nos dirá: “Nunca os conocí, apartaos de Mí, hacedores de maldad.”
 

Cuando conoces a Jesús, cuando tomas tiempo personal con Él y escuchas su voz; cuando sientes el gozo del Espíritu brotando como agua viva en tu corazón, entonces vives la libertad. El Señor mandó a sus discípulos que esperaran al Espíritu Santo y obedecieron. Gracias a eso, gracias a su obediencia, bajó el ungimiento y el poder de Dios, y aquellos hombres transformaron el mundo. ¿Que hubiera pasado si en vez de esperar al poder de Dios en el Espíritu Santo hubieran decidido formar una denominación con un líder, y hacerlo a su manera en un templo? Es ese caso, la historia hubiera sido muy diferente.

Lo terrible del tema es que puede pasar mucho tiempo sin darte cuenta de que sigues una religión y vives una rutina. La sutileza en el engaño del enemigo es impresionante y te ofrece un sustituto de Jesús casi idéntico al verdadero. El poder de la mentira religiosa es muy fuerte, y la diferencia solamente podemos notarla en el interior de nuestra alma, a la luz de las palabras de Jesús, escritas en rojo en la Biblia.
 

Pregúntate a tí mismo: ¿Me guía mi mente y mi intelecto?. ¿Me guía una doctrina? ¿Me guían las normas y los caminos de una instritución o una iglesia? ¿Me guía un líder o un pastor?. ¿O me guía el Espíritu Santo? ¿Estoy tomando tiempo íntimo y personal con Jesús en oración, devoción y adoración cada día? ¿Puedes decir como Pablo: “El amor de Cristo me constriñe”? ¿Anhela mi alma esa relación con el Pastor de mi vida?

Donde está el Espíritu de Dios, allí hay libertad. Donde está el espíritu de una iglesia, o de una denominación suele existir una obra en construcción, unos métodos a seguir y unas metas impuestas que debemos conseguir. No vemos a Jesús diciendole a sus discípulos: «Vamos a reunirnos en el templo para el sermón de la montaña”. Él no dice, “Es estupendo estar aquí en la casa de María, pero vayamos a la sinagoga, porque tengo que comunicaros un mensaje”. Jesús es la cabeza del cuerpo y vino para servir. Ellos formaban una familia. Así empezó la Iglesia primitiva, y por la Gracia de Dios, así terminará cuando Él regrese.

El nunca habló ni presumió de edificios, sin embargo, una gran mayoría de cristianos están enfrascados en una carrera por conseguir el templo mas grande, mas bonito y con mas asistentes. Algunos hermanos te dicen: «¡Tienes que venir nuestra iglesia! Es muy grande, y es muy reconocida y aceptada en la ciudad. Es la mejor, y la mas bonita! ¡Somos muy numerosos!” Pero, “¿Que casa me construiréis? Dice el Señor.” Es realmente absurdo y satánico llamar “Iglesia” a una construcción de ladrillos. No tiene sentido.
 

Por el contrario, los hemanos operaban desde sus casas y se les conocía por el simple nombre de la ciudad donde vivían. «Carta a los santos y fieles en Cristo que están en Efeso». Eran una família, operando en pequeñas células o grupos familiares que se multiplicaban sin cesar. Cuando Pablo escribía: “A la Iglesia de Dios que está en Corinto”, la carta les llegaba sin contratiempos, porque eran un cuerpo, eran la esposa de Cristo.

Por el contrario, si hoy día enviara una carta a la iglesia de Barcelona, esa misiva nunca llegaría, porque tenemos 50  instituciones diferentes, 50 locales a los que llaman “iglesias”, donde se congregan 50 denominaciones distintas, que ni siquiera se conocen entre ellas; y lo que es peor, los líderes de esas organizaciones se miran unos a otros con recelo, temor, y desconfianza, procurando que nadie toque lo que consideran «su rebaño» particular. ¿Qué estamos haciendo? Ese no es el Camino angosto por el que debemos caminar. ¡Que Dios nos ayude!

Esta situación actual, y la actitud tibia y neutral de muchos hermanos, demuestra que existe el temor del hombre, el deseo de agradar a los líderes que tienen señorío sobre los miembros del cuerpo y se aprovechan de ellos usando la vieja ley del antiguo pacto. Desgraciadamente suele ocurrir que la parte económica encabeza la lista de prioridades de la iglesia, especialmente porque tienen que cubrir los enormes gastos del mantenimiento del templo, y el salario del «pastor».
 

Pero la prioridad de Jesús era ser “Uno con el Padre, y hacer Su voluntad”; y ese mismo sentimiento debería ser nuestra motivación. Es bueno hacer cosas por Jesús, es inspirador, pero debemos hacerlo a Su manera y en Sus términos. No es lo que sabemos hacer, o lo que podemos hacer, en nuestra propia fuerza y con nuestra propia sabiduría.. Nuestra devoción, nuestra inspiración, nuestro sustento, nuestra seguridad, nuestra visión, debe venir de Cristo Jesús, y no de nosotros mismos; mucho menos de un líder o las normas de una denominación eclesiástica.

Cristo es el Pastor, y la victoria está en “Conocer a Jesús”, mantenernos muy cerca de Él en oración, y seguir la guía del Espíritu Santo. «A los cuales quiso Dios hacer notorias las riquezas de la gloria de este misterio entre los Gentiles; que es Cristo en vosotros, la esperanza de gloria.” Colosenses 1:27

Si estás actuando en rebelión con El y con su Espíritu Santo, ¡páralo todo!, arrepiéntete, porque no estás ayudando a nadie con esa actitud, especialmente a tí mismo, y estás siguiendo un falso evangelio; vuélvete a Jesús y acercate a El para conocerlo de la forma correcta, íntima y personal.
Reconócelo en todos tus caminos, humíllate delante de Él, pídele ayuda y síguelo. Deja de seguir al hombre.

No seas tibio, porque El viene pronto, y la neutralidad es el peor estado para cuaquiera de sus hijos. La Palabra no está escrita para pasar páginas; La Palabra es Jesús, está viva y conforma nuestra realidad. Estamos llamados a amarle con todo nuestro corazón, porque Él nos amó primero. Lo amamos con todas nuestras fuerzas, con toda nuestra mente y con todo nuestro corazón porque Él es todo. Se trata de Cristo, no de la iglesia, una organisación, un pastor, o una denominación. Empieza a construir tu relación con Jesús, ten comunión con Él a diario, lee Sus Palabras en los Evangelios, estudia las Escrituras, y crece en tu vida de oración.

Ora y pídele al Señor sabiduría; que te muestre el sutil engaño del enemigo, cuyas mentiras son enormes, están muy esparcidas, y no podemos permitirnos andar en ellas, porque Jesús nos llama a seguirle y a amarle con todo el alma; una devoción y sumisión diarias a nuestro Señor y Salvador Jesucristo. No dejes que nadie te diga como ser un cristiano. No lo hagas. Buscalo de todo corazón, porque sólo Él conoce el tuyo. Tu pastor no estará allí cuando Él venga a por tí, o cuando te presentes delante de Él. Deja que Jesús sea tu Pastor y el Señor de tu vida, que sea Él mismo el que te muestre el Camino, deja que el Espíritu Santo te guíe, no deperdicies tu vida y tu tiempo con cosas aparentemente «buenas». El camino a la perdición está pavimentado con buenas intenciones.

¿Es Jesús el timón de tu barca?…
“El viento sopla de donde quiere, y oyes su sonido, pero no sabes de dónde viene, ni a dónde va; así es todo aquel que es nacido del Espíritu.” Juan 3:8

“Mas la hora viene, y ahora es, cuando los verdaderos adoradores adorarán al Padre en espíritu y en verdad; porque también el Padre tales adoradores busca que adoren.” Juan 4:23


Solo hay Un Camino, y “Un poco de levadura leuda toda la masa.” Gálatas 5:9

Rebecca

Stand4himalone

(Traducido y editado por José Torres Arjona) a

Deja un comentario

Falsificando el mover del Espíritu

En estos últimos tiempos, el alma humana está tomando un gran protagonismo que no tiene precedentes en la historia de la Iglesia.
Las Sagradas Escrituras dan buena cuenta de este fenómeno que con los días va en aumento y cobrando más relevancia entre los cristianos.
Conocer bien la diferencia entre el alma y el espíritu es la base para nuestra preparación en estos tiempos peligrosos en los que estamos viviendo. De hecho, la única manera de distinguir la verdad de la mentira es conocer la fuente de su procedencia. Dios siempre opera en el espíritu porque Él mismo es Espíritu y es Verdad. Por el contrario, Satanás opera bajo el poder latente del alma. Esa es nuestra lucha, entre nuestra alma, nuestra carne, nuestro “yo”, y el espíritu de Dios en nosotros.
El poder del alma, aliado con la carne, siempre está presto con la puerta abierta para que el poder de Satanás interfiera en nuestras vidas con el engaño y la falsificación. Por todo ello, para nuestra vida espiritual necesitamos alimentarnos de las Sagradas Escrituras, la Palabra de Dios escrita; pero sobre todas las cosas, debemos nutrirnos de la Persona de Jesucristo. Siendo Él mismo el Pan de Vida y la Palabra de Dios Viva.
La revelación de la Persona de Jesucristo en nuestro caminar diario, es la Roca Eterna que nos mantiene conectados al Padre por medio del Espíritu Santo. De hecho, sabemos que toda la Biblia contiene, revela y testifica de Cristo, y Él mismo nos lo declara cuando nos dice: “Toda la Escritura habla de Mí.”
Por todo ello, cuando nos dice que “La palabra de Dios es viva y eficaz, y más cortante que toda espada de dos filos; y penetra hasta partir el alma y el espíritu, las coyunturas y los tuétanos, y discierne los pensamientos y las intenciones del corazón” en Hebreos 4, no nos está hablando de las páginas de la Biblia ni de las palabras allí escritas, nos está hablando de la Palabra de Dios Viva, que es la Persona de Jesucristo. Este hecho queda patente y confirmado en Apocalipsis, cuando Jesucristo se revela a Juan y de Su boca sale una espada de dos filos.
El alma y el espíritu, esas son las dos hojas de la misma espada que sale de la boca de Dios. Es la Palabra de Dios Viva, la que divide el alma y el espíritu, la que revela las verdaderas intenciones y los pensamientos de nuestro corazón.
Sabemos que de la misma manera que nuestro Dios es Tri-Uno, también nosotros somos tres en uno. Tenemos el cuerpo que pertenece al polvo y el espíritu que pertenece a Dios; en medio de ellos está el alma, que es nuestra personalidad. El alma es nuestro punto de unión entre lo terrenal y lo celestial. Es el punto de encuentro entre la tierra y el cielo. Es también donde reside el conflicto de las edades, porque Satanás opera a través de ella, siendo nuestra naturaleza caída adámica, y estando fuertemente ligada y comprometida con el cuerpo los deseos de la carne y la vanagloria de la vida.
Ese es de hecho el mayor engaño que sufre la Iglesia en estos tiempos, confundimos el poder y la obra del alma con el poder y el mover del espíritu. A través de los años, de forma muy paulatina, sutil y silenciosa, Satanás ha logrado introducir en la cristiandad la falsificación del mover del espíritu utilizando el mover del alma adámica. Ha infiltrado muchas instituciones y grupos cristianos con agentes enemigos de la Cruz de Cristo y han logrado adoctrinar a los líderes y pastores evangélicos para cambiar el espíritu por el alma y el espíritu por el espiritismo. Lo primero es el original de Dios, procede de Dios y es para Dios, lo segundo es la falsificación del dios de este mundo para alimentar nuestro orgullo y nuestra propia obra religiosa.
Pero debemos recordar que Dios nunca aceptará nada que no provenga de Él mismo. Nunca tomará lo que no procede del Espíritu Santo, y así está escrito: “Dios es Espíritu; y los que le adoran, en espíritu y en verdad es necesario que adoren.”
Juan 4
“Porque los que son de la carne piensan en las cosas de la carne; pero los que son del Espíritu, en las cosas del Espíritu.
Porque el ocuparse de la carne es muerte, pero el ocuparse del Espíritu es vida y paz. Por cuanto los designios de la carne son enemistad contra Dios; porque no se sujetan a la ley de Dios, ni tampoco pueden; y los que viven según la carne no pueden agradar a Dios.
Más vosotros no vivís según la carne, sino según el Espíritu, si es que el Espíritu de Dios mora en vosotros. Y si alguno no tiene el Espíritu de Cristo, no es de Él.
Pero si Cristo está en vosotros, el cuerpo en verdad está muerto a causa del pecado, mas el espíritu vive a causa de la justicia.
Y si el Espíritu de aquel que levantó de los muertos a Jesús mora en vosotros, el que levantó de los muertos a Cristo Jesús vivificará también vuestros cuerpos mortales por su Espíritu que mora en vosotros.
Así que, hermanos, deudores somos, no a la carne, para que vivamos conforme a la carne; porque si vivís conforme a la carne, moriréis; más si por el Espíritu hacéis morir las obras de la carne, viviréis.
Porque todos los que son guiados por el Espíritu de Dios, éstos son hijos de Dios.”
Romanos 8
La gran mayoría de las iglesias institucionales que funcionan de forma jerárquica al modelo del mundo están activadas con ese virus mortal y funcionan hoy en día bajo el poder almático. Satanás ha logrado una “casi perfecta” falsificación de los frutos de espíritu. Ha logrado una religión basada en las manifestaciones del espiritismo con el poder del alma humana y de la carne mostrando la “apariencia” del poder y del mover espiritual. Una religión compuesta por “frutos espiritualistas” que no provienen de Dios y que no son comparables a los frutos del espíritu de Dios obrando en nosotros.
La advertencia de pablo en su segunda carta a Timoteo es tremenda porque nos habla de la falsificación del mover del alma sobre el espíritu. Nos habla del mover almático con “cosas” que parecen “buenas”, que tienen la apariencia de piedad, (amor), pero carecen de la eficacia de ella porque proceden del árbol equivocado.
“También debes saber esto: que en los postreros días vendrán tiempos peligrosos. Porque habrá hombres amadores de sí mismos, avaros, vanagloriosos, soberbios, blasfemos, desobedientes a los padres, ingratos, impíos, sin afecto natural, implacables, calumniadores, intemperantes, crueles, aborrecedores de lo bueno, traidores, impetuosos, infatuados, amadores de los deleites más que de Dios, que tendrán apariencia de piedad, pero negarán la eficacia de ella; a éstos evita.”
Hoy tenemos templos adornados para la complacencia visual, tenemos grupos de música para tocar nuestra fibra sensible y sentimental, tenemos grupos de adoración y grupos de estudio. Tenemos elocuentes sermones semanales de los “profesionales de la fe” predicados con la finalidad de que los asistentes “se sientan bien”. Tenemos luces apropiadas para motivar las sensaciones. Tenemos líderes titulados y uniformados con grandes dones interpretativos, tenemos nombres de denominaciones reconocidas que nos ofrecen “cobertura espiritual” delante de Dios, etc.etc.
En definitiva, tenemos una muy buena copia falsificada del mover del Espíritu de Dios entre los miembros de Su Cuerpo, Su Familia y Su Iglesia. Satanás ofrece una alternativa casi idéntica a la original y las denominaciones lo tragan sin contemplaciones. De hecho, el trabajo de la falsificación y engaño satánico no ha terminado, y con el tiempo, el padre de la mentira está mejorando sus tácticas, sus programas y sus alternativas para confundir a aquellos que tienen sus ojos puestos en el hombre.
Esta ignorancia y esta mezcla sutil entre el alma y el espíritu nos lleva a vivir un cristianismo asceta y superficial. El “iglesianismo” que vemos por doquier es fruto del engaño. Y lo que es peor, evita que los cristianos crezcan en el espíritu para que Cristo se forme en ellos. En definitiva, cuando vengan las pruebas y los conflictos que ya se ciernen sobre nosotros en estos tiempos finales, no estarán preparados, no lo soportarán y caerán en el engaño y la manipulación del enemigo.
¿Y tú?
¿Te guía en Santo Espíritu de Dios revelándote a la Persona de Jesucristo cada día en tu vida?
¿Haces “cosas” buenas para Cristo, o es el Señor Jesús el que hace todo a través de ti?
¿Vives un “iglesianismo” nominal, o estás muerto y tu vida está en Cristo?
“Con Cristo estoy juntamente crucificado, y ya no vivo yo, más vive Cristo en mí; y lo que ahora vivo en la carne, lo vivo en la fe del Hijo de Dios, el cual me amó y se entregó a sí mismo por mí.”
(Gálatas 2:20)

– Terry Bennett
“Understanding the soul and spiritt training”
(Traducido y editado por José Torres Arjona)

Deja un comentario

“El día en que el sol y la luna se detuvieron»

Son muchos los cristianos que no pueden aceptar la realidad de que la tierra es plana y estática. Aunque tenemos más de cien pasajes bíblicos que lo confirman, ellos no pueden romper las cadenas de la ciencia moderna en sus mentes.
La sabiduría de los hombres, sus caminos, sus enseñanzas y sus tradiciones tienen para ellos más poder que las Sagradas Escrituras. Muchos de ellos nos critican y usan esta realidad para difamarnos delante de otros hermanos débiles y nuevos en la fe.
Sin embargo, es muy importante que amemos la verdad y que escudriñemos la Palabra, porque cuando lo hacemos, la mano de Dios se revela en TODA Su preciosa creación y las mentiras de la evolución de Darwin, la explosión del Big-Bang, los extraterrestres y otras falacias humanas salen por la ventana y se desvanecen.
Uno de esos pasajes bíblicos que nos muestran y demuestran con cristalina claridad el verdadero mundo en el que vivimos está descrito en el libro de Josué.

“Luego Josué habló con el SEÑOR el día que el SEÑOR entregó los amorreos a los israelitas. Josué dijo en presencia del pueblo de Israel:
«Sol, quédate quieto en Gabaón;
y luna, detente en el valle de Ayalón».
Y el sol se quedó quieto y la luna se detuvo, hasta que la nación de Israel se vengó de sus enemigos. ¿No está eso escrito en El libro de Jaser?
El sol se detuvo en medio del cielo y se demoró en ocultarse como un día.
No ha habido un día como ese ni antes ni después, en que el SEÑOR escuchó la voz de un hombre, pues el SEÑOR peleó por Israel.”
Josué 10

Los científicos adoradores del dios “astro sol” nos han enseñado que todo gira a su alrededor porque el sol es el centro del universo y la tierra no es más que una partícula perdida por accidente en el espacio infinito. Sin embargo la verdad es todo lo contrario, Dios hizo la tierra como el centro del universo y son la luna y el sol las dos lumbreras o lámparas con luz propia los que se mueven a nuestro alrededor dentro del firmamento, cúpula o domo que rodea la tierra. Por favor lee Génesis 1

No tienes que creer en mis palabras, pero te sugerimos que hagas tu propia investigación sobre el tema.
Que no te engañen!!!

José Torres Arjona

Deja un comentario

El sol y la luna, dos lámparas en la misma expansión.

“Dijo luego Dios: Haya lumbreras en la expansión de los cielos para separar el día de la noche; y sirvan de señales para las estaciones, para días y años, y sean por lumbreras en la expansión de los cielos para alumbrar sobre la tierra. Y fue así.
E hizo Dios las dos grandes lumbreras; la lumbrera mayor para que señorease en el día, y la lumbrera menor para que señorease en la noche; hizo también las estrellas.
Y las puso Dios en la expansión de los cielos para alumbrar sobre la tierra, y para señorear en el día y en la noche, y para separar la luz de las tinieblas. Y vio Dios que era bueno. Y fue la tarde y la mañana el día cuarto.”
– Génesis 1
Amigos, analicemos estas palabras:
14 y 15 “Dijo luego Dios: Haya lumbreras en la expansión de los cielos para separar el día de la noche; y sirvan de señales para las estaciones, para días y años, y sean por lumbreras en la expansión de los cielos para alumbrar sobre la tierra. Y fue así.”
(Según el diccionario, lumbreras son: “Aberturas u objetos en un techo para que entre la luz en una habitación.”
Con absoluta claridad observamos que la luna no refleja la luz del sol, sino que ella, al igual que el sol, es también una lumbrera y tiene luz en sí misma.
Moisés, el escritor de este libro, sigue diciendo: “En la expansión de los cielos”, (En tres ocasiones menciona que ambas lumbreras las puso Dios “en” o “dentro de” la expansión”). Eso significa que en una misma expansión Dios creó dos lumbreras, dos luces, para separar el día de la noche. Lógicamente no puso el sol a 150 millones de Km. en el espacio, y la luna a 385 mil Km. porque eso no significa “en la misma expansión” de los cielos.
16 “E hizo Dios las dos grandes lumbreras; la lumbrera mayor para que señorease en el día, y la lumbrera menor para que señorease en la noche; hizo también las estrellas.”
(En la misma extensión, no solo tenemos el sol y la luna, sino que también creó las estrellas. Aunque habla de “la mayor y la menor, las dos luces son grandes, es decir, las dos lumbreras son iguales y quizás sean del mismo tamaño. La única diferencia entre ellas es su función, la potencia de su luz, y el tipo de luz que proyectan. En ese sentido, una es la mayor y la otra es la menor.
¿Sabías que en la noche, donde la luz de la luna brilla, la temperatura es mucho más baja que las partes donde no alcanza su luz? Tu Puedes hacer la prueba en la misma fachada de tu propia casa.
La luz blanca, tenue y fría que proyecta la luna fue creada para alumbrar la noche, mientras las criaturas vivas duermen. La luz potente del sol nos provee de la claridad, el calor y los rayos solares que hacen posible la vida en la tierra.)
17-19 “Y las puso Dios en la expansión de los cielos para alumbrar sobre la tierra, para señorear en el día y en la noche, y para separar la luz de las tinieblas. Y vio Dios que era bueno. Y fue la tarde y la mañana el día cuarto.”
Ambas lumbreras son el producto de un diseño inteligente y maravilloso, son obra de un Creador extraordinario, el mismo que diseñó cada órgano de tu cuerpo y su perfecto funcionamiento. Está escrito: Su Nombre es Jesucristo.
Sin embargo, la ciencia moderna nos cuenta cuentos e historias engañosas para apartarnos de la verdad, lo cual es lo mismo que separarnos de Dios.
En realidad, la ciencia evolutiva no es más que otra de las muchas religiones que existen en este mundo, tratando de ocultar la verdad, y la Verdad es una Persona.
Jesús dijo. “Yo Soy la Verdad”
¿Lo conoces?

José Torres Arjona

Deja un comentario

¿Por qué es tan importante conocer que la tierra es plana?

Todos sabemos que el libro del Génesis es el fundamento y la base por todos lo que creemos que la Biblia contiene la Palabra de Dios escrita e inspirada por el Espíritu Santo. Si el libro del Génesis fuera erróneo o falso, significaría que toda la Escritura estaría errada.
La tierra, como un globo girando sobre su eje a 1600 km. por hora, y orbitando alrededor del sol a 30 Km. por segundo, es algo totalmente ajeno a la Creación de Dios. De hecho, el sol fue creado cuando la luz y la vida estaban ya en existencia. También leemos con cristalina claridad que el sol, la luna, y las estrellas fueron las “luminarias” o lámparas creadas con su luz propia, y colocadas dentro del firmamento que rodea la tierra, justo por encima de nuestros cielos atmosféricos y no en el “espacio” exterior como la falsa ciencia predica.
La Escritura nos deja muy claro que la tierra está cubierta, cerrada, y encapsulada por una bóveda celeste de cristal, zafiro fundido y sólido, que prácticamente la convierte en un “terrario”. Así pues, es evidente que vivimos en un plano dentro de esa cúpula y tenemos el sol y la luna muy cerca de nosotros alumbrando nuestros días y nuestras noches como un reloj de 24 horas. También tenemos en su interior las estrellas, siendo “Polaris” el centro del universo. Por todo lo cual, el sol no se “pone”, sino que se aleja; y no “sale”, sino que se acerca, porque todo es cuestión de perspectiva y alcance visual.
Si la Escritura es cierta, debemos saber que la tierra es el centro de todas las cosas creadas por Dios y que no existe nada fuera de nuestro firmamento. La tierra es plana, permanece estática y está cubierta por el firmamento. Esto significa que no existe el “espacio exterior infinito”, que somos todo lo que existe y no hay ninguna duda de que Dios es el Gran Creador de la vida y de todas las cosas que nos rodean. Conocer esta realidad hace literalmente imposible negar la existencia del Creador.
Reconociendo que vivimos en la tierra plana, estática y cubierta por el firmamento, automáticamente queda al descubierto el gran engaño universal de la gran explosión cósmica llamada el “Big-Bang” que según la teoría de la falsamente llamada “ciencia” dio origen a la existencia de planetas, estrellas, galaxias, y soles tipo “bola” o “globo”. También desenmascara la mentira satánica de la evolución inventada por Darwin, según la cual, nuestros antepasados eran monos. Por supuesto, destruye toda la falsa propaganda de los “extraterrestres” y su supuesta misión de visitar la tierra como los creadores y salvadores de la raza humana. Toda esta parafernalia sutil y engañosa queda al descubierto con la realidad y autenticidad que la Biblia nos muestra.
Si la tesis de la tierra plana es cierta, nos demuestra sin sombra de dudas que jamás podemos volver a confiar en la información que nos llega de agencias como la NASA, el gobierno, o los grandes medios de información masivos. Y las palabras de Jesús cobran vida cuando nos dijo: “El mundo entero está bajo el maligno.” Eso significa también que, como cristianos y discípulos de Cristo, debemos seguir poniendo toda nuestra fe y confianza en Él y en Su Palabra para conocer la verdad, la realidad del nuestra existencia, y del mundo en el cual vivimos.
Dejaremos de movernos y ser manipulados por cualquier viento de doctrina o propaganda de los medios de información masiva, para centrar nuestra vida y nuestras prioridades enteramente en ser lo que Dios quiere que seamos, según el eterno propósito para el que nos creó y nos llamó como Su Iglesia, Su Cuerpo, Su Hogar en la tierra, y Su esposa.
Si el modelo “helio-céntrico” es falso, y efectivamente, como dice la Biblia, no vivimos en un globo, se hace evidente una vez más que la Sagrada Escritura contiene la verdad y debemos conocerla y creerla de forma literal cuando nos describe con claridad que la tierra no se mueve, tiene pilares, fundamentos, bordes que contienen las aguas de los mares, cuatro esquinas, y todo ello encerrado en una bóveda celeste en cuyo interior se encuentran las dos lumbreras o lámparas mayores, el sol y la luna, así como las estrellas.
Tenemos más de cien pasajes bíblicos que exponen esta realidad del maravilloso mundo plano que Dios creó.
Que no te engañe la religión de los hombres, la falsamente llamada “ciencia”, ni el “iglesianismo” institucional y jerárquico.
Escudriña la Escritura.

– Rob Skiba

Parte de su conferencia en Ámsterdam: “La Tierra Plana en la Biblia”
Enero del 2017
(Traducido y editado por José Torres Arjona)
En salvoporgracia.com, la Persona de Jesucristo es Suficiente e Inagotable.

Deja un comentario