Nunca llames «Pastor» a un hombre.

Nunca llames «Pastor» a un hombre.
(A menos que seas un idolatra)
Las Sagradas Escrituras son muy claras en este tema. Siempre que menciona los miembros del cuerpo de Cristo y sus dones lo hace en plural, nunca en singular.
La única Persona que merece ese titulo es nuestro Señor y Salvador Jesucristo. El dijo: «Yo Soy el Buen Pastor», en singular, porque no hay otro.
Si llamas «pastor» a tu hermano, deberías llamar a otro hermano «anciano», a otro » evangelista», a otro «maestro», etc. Y Jesús dijo específicamente que no llamemos maestro ni padre a nadie en la tierra, porque Uno es nuestro Maestro y Padre, el Cristo.
Cada iglesia local debería tener como mínimo dos pastores, dos maestros, dos ancianos, etc.
Si donde te congregas existe un solo pastor y líder, tendréis problemas porque esa es la manera en que opera y funciona el mundo.
La figura de un solo pastor va en contra del ADN de la Iglesia y sigue los caminos paganos de la católica romana. El pastor único que hoy vemos en muchas iglesias es el enemigo del funcionamiento de cada miembro porque el toma un poder y una autoridad que solo le corresponde a nuestro Señor Jesucristo y a la guía de Su Santo Espíritu.
José Torres Arjona
Estamos en salvoporgracia.com, donde la Persona de Jesucristo es el Pastor y el Maestro de Sus ovejas y de Su Iglesia!!!

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta