¿Conocemos el Origen de los Gigantes y Cabezudos?


En todo el mundo tenemos el rastro de los gigantes y sus extraordinarias construcciones como las pirámides, obeliscos, dolmen, monolitos, o las fortalezas de rocas entretejidas que ningún ser humano hoy en día sería capaz de reproducir, ni siquiera utilizando la moderna tecnología de nuestro tiempo.
Los conocimientos extraordinarios de los ángeles caídos y la fuerza de sus hijos, los gigantes, son sorprendentes. Ellos poseían cualidades sobre-humanas y angélicas como la telequinesis, logrando así construcciones imposibles de igualar. En todo el mundo, queda evidencia de sus logros con enormes piedras transportadas de lugares lejanos y acomodadas con tal precisión que no se puede meter el filo de una navaja entre ellas.
En el Génesis 6 se narra la realidad de estos seres “no humanos” llamados también ángeles caídos, que abandonaron su estado natural y tuvieron relaciones sexuales con mujeres humanas, procreando seres híbridos. Sus hijos fueron los famosos gigantes o “nefilim” que llegaban a medir de 3 a 5 metros, entre otras cosas tenían 6 dedos en cada mano y pie (2 Samuel 21) y en muchos casos doble hilera de dientes.Tal vez el más famoso de los gigantes fue Goliat a quien David mató. (1 Samuel 17).
Y así está escrito: “Aconteció que cuando comenzaron los hombres a multiplicarse sobre la faz de la tierra y les nacieron hijas, al ver los hijos de Dios (ángeles), que las hijas de los hombres eran hermosas tomaron para sí mujeres, escogiendo entre todas.
Había gigantes en la tierra en aquellos días, y también después que se llegaron los hijos de Dios a las hijas de los hombres y les engendraron hijos. Éstos fueron los hombres valientes que desde la antigüedad alcanzaron renombre.
Vio Dios que la maldad de los hombres era mucha en la tierra, y que todo designio de los pensamientos de su corazón sólo era de continuo la maldad; y se arrepintió Dios de haber hecho al hombre en la tierra, y le dolió en su corazón. Por eso dijo Dios: Borraré de la faz de la tierra a los hombres que he creado, desde el hombre hasta la bestia, y hasta el reptil y las aves del cielo, pues me arrepiento de haberlos hecho.”
Ellos eran malvados en gran manera y utilizaban sus poderes sobrenaturales para destruir a la humanidad. Eran caníbales, bebían sangre, y se alimentaban del miedo y del terror de sus víctimas. Ellos iniciaron el trans-humanismo, mezclando el ADN y la simiente de los diferentes animales con la de los seres humanos para corromper y destruir la imagen de Dios en el hombre.Y así está escrito que a causa de la maldad de ellos, Dios tuvo que enviar el diluvio universal para destruirlos.
En todas las culturas antiguas, cuando esos seres desaparecían, los seres humanos lo celebraban en gran manera, porque quedaban libres de su esclavitud, la violencia y la muerte. Y así empezó la tradición de hacer muñecos gigantes y pasearlos por el pueblo para celebrar la libertad de sus enemigos. Los gigantes y cabezudos, una costumbre que sigue hoy vigente y activa en todo el mundo.
El historiador Flavio Josefo (Flavius Josephus) narra en su escrito “Antigüedades de los judíos” que los huesos de los gigantes aún estaban en exhibición en su época. (Año 93) y existen registros históricos de muchos museos a nivel mundial que exhibían sus esqueletos al público; hasta que, misteriosamente, fueron retirados de la luz pública a Principios del siglo XX.
Este concepto de dioses ó seres divinos que procrearon hijos híbridos con mujeres humanas se encuentra también presente en la mitología de muchas culturas antiguas. En los textos hindús (Mahabharata), en la cultura china, y en la mitología griega, se menciona a los semi-dioses. Y también la existencia de “Quimeras” (extrañas criaturas en parte humanas y en parte animal) como los mino-tauros, sirenas, centauros, cíclopes, hombres lobo, medusas, hombres araña, mujer gato, hombre murciélago, y otros monstruos. Hollywood nos lo presenta como “ciencia ficción”, sin embargo, se trata de ciencia real.
En los libros apócrifos de Enoc y Jaser se menciona que los ángeles caídos impartieron conocimientos extraordinarios a los humanos. El científico Brien Foerster, que ha estado investigando los cráneos gigantes de Paracas, en Perú, comenta: “Estos cráneos tienen un ADN mitocondrial con mutaciones totalmente ajenas a cualquier ser humano, primate ó animal conocido hasta el momento.”
El egiptólogo John Anthony West dice en su libro “Serpent in the Sky”:“Todo aspecto del conocimiento Egipcio parece haber estado completo desde el comienzo; las ciencias, técnicas y arquitectura…no muestran un periodo de “desarrollo”, y la respuesta al misterio es que la civilización egipcia no fue un proceso, sino un legado de los “visitantes”. Los propios faraones pertenecían a la raza de los gigantes.
Cabe destacar que algunas de las civilizaciones más antiguas como las de Sumeria, Egipto y la civilización del valle del Indo, parecen haber surgido repentinamente y ya con conocimientos avanzados en muchas disciplinas incluyendo leyes, ética, urbanidad, y astronomía; así como en enseñanzas luciferinas como la brujería, rituales, sacrificios humanos, magia, horóscopo, drogas, el uso de las raíces, astrología, el arte de la guerra, fabricación de armas, etc.
Todo esto tuvo su inicio en los tiempos de Noé. Y Jesús dijo en Mateo 24: “Como en los días de Noé, así será la venida del hijo del Hombre.” Hoy, esos seres siguen entre nosotros, gobernando el mundo desde la sombra. Y lo que ayer fueron sus pirámides, hoy es su tecnología inteligente y vanguardista la que asombra y controla al mundo.
No debes creer mis palabras, pero te aconsejo que hagas tu propia investigación.

José Torres Arjona

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario