«Podemos ser sabios con los céntimos, y necios con las fortunas»

Vamos a contar mentiras.
Es imprescindible captar la visión completa que encierra esta realidad: La mentira de la tierra bola surgió para sostener la absurda locura del “Big-Bang”, la falsa teoría de la explosión cósmica, donde de la nada, se formaron todos las galaxias y los planetas.
Eso nos llevó al vacío del espacio exterior, al universo que se expande, y a los astros viajando a velocidades de vértigo por el infinito. También a los planetas redondos como bolas de billar, y por supuesto, a sus habitantes, los famosos “Extraterrestres”, unos seres muy inteligentes que según “ellos” crearon la raza humana, y muy pronto regresarán para ayudarnos con los graves problemas que sufre la humanidad.
Los servidores del gobernador de este sistema promovieron también la enseñanza mundialmente famosa sobre la “Evolución”, y lo disparatado de hacernos creer que nuestros antepasados fueron los simios evolucionando con el tiempo hasta llegar a ser seres humanos. Hoy en día, cualquier científico honesto sabe bien que esa teoría es más falsa que “Papa Noel”, y sin embargo, sigue siendo enseñanza obligada en los centros educativos de todo el mundo.
También educaron nuestras mentes con las falsas teorías de la “Gravedad” y de la “Relatividad” para apuntalar bien todas las mentiras del mundo cósmico que inventaron.

¿Importa la forma de la tierra, o es más importante la vida que sostiene?
Conocer la realidad de que la tierra es plana es muy importante, sin embargo, debemos reconocer que ese conocimiento no soluciona los graves problemas que sufre la humanidad. Se trata de una verdad rescatada de un mar de mentiras que nos envuelve a todos en esta sociedad gobernada por los “iluminados” de la maldad, y donde “Nada es lo que parece”.
Vivimos en una planicie porque así la creó Dios. La Biblia, el libro por excelencia de la tierra plana y estática, expone esta realidad con cristalina claridad con más de 200 pasajes. Sin embargo, lo que realmente importa no es la forma de la tierra, porque todos sabemos que el Dios Todopoderoso, pudo haberla creado cuadrada o triangular; lo que realmente importa es que el conocimiento de que la tierra plana debería ser el primer paso o la puerta para llevarnos a una realidad espiritual mucho más profunda e importante en nuestra vida; de lo contrario, “Los árboles nos impedirán ver el bosque”.
De hecho, toda esa información mental puede llevarnos a la frustración, la rabia, la impotencia y la negatividad. Puede hacer de nosotros personas “conflictivas” y solitarias; acarreando problemas en nuestra relación con los que nos rodean.

El huevo está podrido.
Dice el refrán: “No es necesario comerse todo el huevo para confirmar que está podrido”, sin embargo, esa élite psicópata que gobierna este sistema quiere que desperdiciemos nuestro tiempo y nuestra vida investigando las toneladas de basura que ellos mismos han creado, cuando deberíamos ser sabios para invertir en lo que realmente cuenta y es importante, conocer al Creador de la vida.
¿Por qué tanto esfuerzo en mantener el secreto de la forma de la tierra? ¿Quién la creó? ¡Esa es la pregunta del millón! ¿Cuál es la razón de nuestra existencia?, ¿Qué sentido tiene la vida? ¿Porqué y para qué fuimos creados? ¿Qué propósito tiene Dios en Su Creación?

Sin visión, el pueblo perece.
La conciencia misma que mora dentro de nosotros nos llama a amar la justicia y la verdad, a reconocer que toda esa telaraña fue diseñada durante generaciones siguiendo la agenda de la “élite luciferina” con una única meta y un solo propósito: Esconder a Dios de la humanidad.
Por lo cual, si nos limitamos a enfocar todos nuestros esfuerzos, tiempo, y energía en exponer las mil caras del engaño “pelotero”, estaremos fallando el blanco y la agenda de los “iluminados” seguirá activa en nuestras mentes, y destructiva en nuestras vidas.
De hecho, podríamos dedicar toda nuestra existencia a la investigación de cada detalle en la fabricación y funcionamiento de la araña y su tela, pero si lo hacemos, se cumplirá en nosotros el conocido refrán que dice: “Podemos ser sabios con los céntimos, pero necios con las fortunas.”
Todos sabemos que nuestra existencia en este plano físico tiene los años contados. Está escrito: “Nuestra vida aquí es neblina, que aparece por un tiempo, y se va; no tenemos garantía del mañana y dependemos de cada latido del corazón.” Sin embargo, Jesucristo mismo, el Creador de todas las cosas, nos enseñó que la Verdadera Realidad y lo que realmente cuenta es la Vida eterna que le sigue a esta que estamos viviendo en este plano.

Las religiones establecidas son tentáculos del pulpo luciferino.
Seguimos a Jesucristo y estudiamos la Biblia, sin embargo somos totalmente ajenos a todas las religiones establecidas como instituciones jerárquicas que los hombres han inventado. La gran mayoría de ellas son tentáculos de corrupción en la “Matrix” que nos rodea. Sus líderes religiosos utilizan la Escritura, sin embargo sus vidas y su ejemplo son contrarios al mensaje del Mesías que vivió entre nosotros.

La Verdad con Mayúscula tiene un Nombre.
Jesús dijo: “Yo Soy la Verdad”. Y está escrito: “Él era la Luz que alumbra a todo hombre, en el mundo estaba, y el mundo fue hecho por Él, pero este mundo no lo recibió. Dios se hizo hombre, y habitó entre nosotros, y vimos Su Gloria; Gloria como la del Padre, lleno de Gracia y Verdad.
Está escrito: Los religiosos lo crucificaron, fué sepultado; resucitó al tercer día y ascendió a los Cielos. Allí vive sentado a la Diestra del Dios Padre preparando Su cercano Regreso para conquistar la tierra y para destruir a todos los que destruyen la vida.

Se nos ha confiado conocer la verdad del mundo espiritual en el que vivimos.
Como bien dicen nuestros queridos hermanos en la fe Rob Skiba, Robbie Davidson, Oliver Ibáñez, Zen García, David Carrico, y muchos otros, esta realidad debería crear en nosotros hambre y sed de Justicia, debería despertar el deseo sincero por conocer a nuestro Creador, abrir nuestros ojos para amar la verdad, conocerla, y no venderla.
No pongas tu confianza en el hombre ni en su religión, porque el hombre es barro y sus tradiciones ceniza. Acércate personalmente a Jesucristo, porque conocerlo es amarlo, y amarlo es la Vida eterna.

Resumiendo.
No basta con despertar, nos es necesario nacer de nuevo. Este sistema forma parte de una agenda que se ha ido desarrollando durante generaciones para someter, esclavizar y destruir a la humanidad. La Biblia dice que el mundo entero está bajo el maligno. Jesús mismo llamó al gobernador de la tierra “el padre de la mentira”, y lo clasificó como “El que engaña al mundo entero.”
El cine, la televisión, y el sistema en general, tratan por todos los medios de apagar conciencias y eliminar la fe que las personas puedan tener en Jesucristo, pero te recomiendo que vayas directamente a la fuente, sin intermediarios, y busques una Biblia antigua, como la versión “Reina Valera 60” y leas los Evangelios para conocer la verdad. (Las versiones modernas vienen contaminadas)

Soy José, y esto son pinceladas de realidad para ayudarte en tu propia investicación.

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario