“El día en que el sol y la luna se detuvieron”

Son muchos los cristianos que no pueden aceptar la realidad de que la tierra es plana y estática. Aunque tenemos más de cien pasajes bíblicos que lo confirman, ellos no pueden romper las cadenas de la ciencia moderna en sus mentes.
La sabiduría de los hombres, sus caminos, sus enseñanzas y sus tradiciones tienen para ellos más poder que las Sagradas Escrituras. Muchos de ellos nos critican y usan esta realidad para difamarnos delante de otros hermanos débiles y nuevos en la fe.
Sin embargo, es muy importante que amemos la verdad y que escudriñemos la Palabra, porque cuando lo hacemos, la mano de Dios se revela en TODA Su preciosa creación y las mentiras de la evolución de Darwin, la explosión del Big-Bang, los extraterrestres y otras falacias humanas salen por la ventana y se desvanecen.
Uno de esos pasajes bíblicos que nos muestran y demuestran con cristalina claridad el verdadero mundo en el que vivimos está descrito en el libro de Josué.

“Luego Josué habló con el SEÑOR el día que el SEÑOR entregó los amorreos a los israelitas. Josué dijo en presencia del pueblo de Israel:
«Sol, quédate quieto en Gabaón;
y luna, detente en el valle de Ayalón».
Y el sol se quedó quieto y la luna se detuvo, hasta que la nación de Israel se vengó de sus enemigos. ¿No está eso escrito en El libro de Jaser?
El sol se detuvo en medio del cielo y se demoró en ocultarse como un día.
No ha habido un día como ese ni antes ni después, en que el SEÑOR escuchó la voz de un hombre, pues el SEÑOR peleó por Israel.”
Josué 10

Los científicos adoradores del dios “astro sol” nos han enseñado que todo gira a su alrededor porque el sol es el centro del universo y la tierra no es más que una partícula perdida por accidente en el espacio infinito. Sin embargo la verdad es todo lo contrario, Dios hizo la tierra como el centro del universo y son la luna y el sol las dos lumbreras o lámparas con luz propia los que se mueven a nuestro alrededor dentro del firmamento, cúpula o domo que rodea la tierra. Por favor lee Génesis 1

No tienes que creer en mis palabras, pero te sugerimos que hagas tu propia investigación sobre el tema.
Que no te engañen!!!

José Torres Arjona

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario