La Tercera Raza

“No seáis tropiezo ni a judíos, ni a gentiles, ni a la iglesia de Dios;” 1 Corintios 10:32
Este pequeño mensaje contiene una verdad monumental.
Antes de que Jesucristo entrara en las páginas de la historia humana, había solo dos razas: Los judíos y los gentiles. Pero con la llegada de Cristo, y Su Iglesia que avanza desde Su presencia, ahora existen tres razas. Judíos, Gentiles, y la Ekklesia de Dios.
Por esa razón, los cristianos del segundo siglo se consideraban a sí mismos “la tercera raza” y la “nueva raza”. No eran judíos, pero tampoco eran gentiles, sino otra especie. Una nueva especie y una nueva raza en el planeta: Jesucristo en la expresión humana.
Así, el Cuerpo de Cristo es la restauración de la imagen original de Dios que la Creación estaba destinada a expresar. Una imagen donde no hay judío ni griego, ni esclavo, ni libre; ni varón o hembra.

“Ya no hay judío ni griego; no hay esclavo ni libre; no hay varón ni mujer; porque todos vosotros sois uno en Cristo Jesús.”
Gálatas 3:28
“donde no hay griego ni judío, circuncisión ni incircuncisión, bárbaro ni escita, siervo ni libre, sino que Cristo es el todo, y en todos.”
Colosenses 3:11

Dentro de esta nueva comunidad sin etnias, las líneas divisorias de género, raza, clase y estatus social fueron borradas y destruidas. Y una nueva forma de dones y gracia espiritual fue establecida.

Frank Viola
De su libro “From Eternity to Here” (De la Eternidad hasta Aquí)
Cap. 25 – Parte 5
(Traducido por José Torres)

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario